miércoles, 12 de noviembre de 2008

Teoría de Juegos: la solución pasa por la colaboración

Piedad recupera en su blog una secuencia de A beautiful mind, la película que nos cuenta la vida de John Nash, el padre de la Teoría de juegos. Creo que la visión de Nash es más que apropiada para entender la importancia colaboración en los tiempos que corren. La Generación Y ya lo ha comprendido. En todo caso, me ahorro las palabras. La secuencia es suficientemente elocuente.

4 comentarios:

Adycto dijo...

la verdad es que el Nash este es un personaje. Hace unos meses estuvo en Compostela dando una conferencia en la Fundación Caixa Galicia y consiguió llenar hasta límites insospechados el recinto, hasta el punto que en el exterior hubo algún conato de violencia. La conferencia, la verdad, superó mi nivel intelectual y creo que el de la mayoría de los presentes pero, todo hay que decirlo, comentó algunas cosas como que, en un futuro, habrá un euro aiático que desbancará en el "ranking" al resto de monedas patrón que fue francamente interesante. Eso si, 1 hora de conferencia, un proyector cutre y 45 folios más o menos leídos fue lo que necesitó Nash para dar a conocer sus pensamientos. Abrazo Pancho

Adycto dijo...

lo de "euro aiático" seguro que suena raro pero quería decir, como os habréis imaginado, euro asiático

tristán dijo...

un placer encontrarlo a usted por aquí, míster adycto. en el link que tiene la mención a john nash hay un reportaje sobre aquella visita del matemático a compostela. unha aperta.

Adycto dijo...

Estuve leyendo a ratos las cosas que habías escrito y me han parecido muy interesantes. Me alegro mucho de encontrarte en la blogosfera y ten por seguro que entraré asiduamente para subir tus visitas y para leerte. Cojonudo encontrarte!

Por cierto, interesantísimo el tema diferencias generacionales en cuanto a su dominio y uso de las nuevas tecnologías. Es evidente que un chaval que creció con la play en la mano, con un ordenador desde que tuvo uso de razón y con internet en casa tiene superadas cosas que otros nunca superaremos...

Seguimos en contacto