sábado, 8 de noviembre de 2008

Otro cuento para el catálogo de las miopías

Ese ojo que os mira desde este post lo he sacado del blog de Enrique Dans. Esta no es la primera vez que cito a Dans en este blog: profesor del Instituto de Empresa, es una referencia imprescindible entre las personas que desde España siguen las evoluciones de las TICs en la Sociedad de la Información. Fue de los primeros en entender cómo estaba cambiando el mundo. Y es, también, un imprescindible de la blogsfera. Todo ello, claro, ha hecho que con frecuencia sea solicitado para divulgar su conocimiento y para opinar en todo tipo de foros y publicaciones.

Hay algo que le sucedió estos días en su faceta de conferenciante, y que nos cuenta en un post, que me parece especialmente interesante. Y debatible. A saber: la empresa de hardware HP, la que fabricó el ordenador desde el que escribo estas líneas, invita a Enrique Dans a dar una conferencia en Porto (Portugal). Se trata de una intervención en un evento programado por HP para sus clientes. Le piden que envíe su presentación por adelantado. Él explica que siempre lleva su propio equipo, un Mac Book Pro -de Apple-, porque crea sus conferencias en Apple Keynote. Cree que es la mejor herramienta para elaborar este tipo de documentos. Y quiere elaborar unos documentos óptimos. Desde HP le dicen que nanay, que no puede llegar a allí con un equipo de la competencia. Y conferencia suspendida.

A Enrique Dans lo leemos y citamos muchos. Su post sobre esta historia ha dado lugar a 180 comentarios. Es una buena medida de la importancia de lo que le importa a muchos lo sucedido. Se trata de un mundo de comentarios si lo compararmos, por ejemplo, con la cantidad de comentarios que generan noticias importantes de algunas de las más importantes ediciones on line de los periódicos de España.

Así que ahora hay una cantidad de gente que tiene una peor percepción de HP -la mayor parte de los comentarios al post censuran la actuación de la empresa-. Y aparece también un debate sobre la mesa: ¿tomó HP la mejor decisión? Creo que no.

En otro tiempo, habría sido lo normal. Los patrones culturales e ideológicos en los que nos movíamos eran otros. Y en el juego de la oferta y la demanda, los clientes tenían mucha menos importancia, así que nosotros, los del lado de la demanda, éramos los primeros que les exigíamos menos a las empresas. O nada. Además, asumíamos como normal el hecho de que, en el juego empresa-cliente, siempre fuese el cliente el que tuviese que salir perdiendo. Pero eso ha comenzado a cambiar. El Manifiesto Cluetrain fue el toque de atención de este cambio. Y fue dado a conocer hace casi diez años.

Así que hay que tener muy pocas miras para hacer lo que hizo HP, y sobre todo desde la propia empresa: ninguno de los clientes invitados al evento de Porto empeoraría su percepción sobre HP por el hecho de que Enrique Dans trabaje en Apple. Pero muchos son los que censuran esta actitud de la empresa. Y es HP quien pierde. Ya no es que ofrezcan una imagen un tanto cuadriculada. Es peor: la gente que está más pendiente del mundo TICs -sus principales clientes y multiplicadores, esos amigos a los que les pides consejo cuando vas a comprarte un ordenador- sienten que HP está lejos de las nuevas formas de pensar y de hacer. Mal negocio para la empresa. Urge, quizás, una revisión de la cultura corporativa. No sólo de la de HP, sino de la de la gran mayoría de las empresas. Porque el mundo ha cambiado y vuelve a ser nuevo. Porque sus mejores territorios serán, como siempre, para los que más se esfuercen por seguir llegando primero. Y porque, para ello, hay que jugar con las normas de ahora. Las de antes sólo sirven para la nostalgia, como esas fotos en blanco y negro que uno mira, muy esporádicamente, cuando llueve los domingos por la tarde.

4 comentarios:

Piedad dijo...

Comparto totalmente tu visión. El consumidor de productos y servicios es cada vez más crítico frente al comportamiento de las empresas. Ya quedo atrás los clientes a los que sólo le importaba satisfacer necesidades puntuales. Los actuales, queremos sentir que nuestro dinero llega a buenas manos. A organizaciones que se mueven por valoles y principios con los que nos sentimos identificados.

tristán dijo...

Muchas gracias, Piedad.

Cesare dijo...

mmmm, bueno, :) Keynotes é moi bo, si. Pero entre as súas bondades está a de exportar estupendamente ben a powerpoint ou openoffice.

tristán dijo...

pero...
1) ¿fixo ben henrique dans?
2) ¿fixo ben hp?

polo demais, mister cesare, un pracer velo por estes lares. grazas por todo.